Diccionario tecnológico

Diccionario tecnológico

¿Quieres contratar un servicio de Internet en casa? En este texto te ayudamos a entender el significado de algunos conceptos que deberían sonarte 😉

A la hora de buscar un servicio de telefonía o acceso a Internet nos encontramos con términos que no siempre conocemos. Aquí puedes encontrar algunos conceptos que esperamos puedan ayudarte:

 ADSL. Es la tecnología de conexión a internet más habitual. Funciona con la línea telefónica de siempre, por lo que la mayor parte de la población dispone de cobertura con ADSL. La conexión está condicionada por la distancia a la central telefónica.

APN (Nombre del Punto de Acceso): Este es el punto de acceso a la red y es necesario configurarlo en los teléfonos móviles para indicarlos por qué camino virtual deben conectarse a internet. Si se produce un cambio de operador suele ser necesario volver a configurar el APN del teléfono, que se puede hacer de forma manual o a través de control remoto a través de la propia operadora de telefonía.

Cable (HFC, híbrido de fibra-coaxial). Es una tecnología a medio camino entre el ADSL y la fibra óptica. Puede alcanzar velocidades superiores a las del ADSL (pero no tan altas como las de la fibra) y no depende de la distancia a la central telefónica.

Fibra óptica (FTTH). Es un tipo de conexión a internet más avanzada que el ADSL. Proporciona velocidades muy altas (en AHIMAS ofrecemos hasta 100 Mb/s) y no depende de a qué distancia vivamos de la central. La fibra óptica es ideal para hogares donde varias personas utilizan internet al mismo tiempo, juegan online o tienen que compartir, subir y descargar archivos de gran peso. Se basa en la utilización de cables de fibra óptica y sistemas de distribución ópticos adaptados a esta tecnología.

Gigas (GB): Es una unidad de medida que suele utilizarse para reflejar los datos que se pueden consumir de internet móvil.

LTE (Fibra en el Aire). También conocido como 4G, cuarta generación de redes de telefonía móvil, es la evolución de las redes de 3,5G de comunicaciones móviles, pudiendo soportar en determinadas ocasiones velocidades superiores a los 100 Mb.

Velocidad de bajada (o descarga). Es la velocidad que suele anunciarse en las ofertas de Internet. Es a la que descargamos archivos de internet en casa (una página web, un vídeo de YouTube, etc.). Para cuantificarla se habla de megabits o “Megas”.

Velocidad de subida. Es a la que subimos archivos a internet (enviar un mail, subir un vídeo, enviar nuestra imagen y sonido en una videoconferencia). Para cuantificarla se habla de megabits o “Megas”.

Velocidad hasta. Cuando se dice que una conexión es de “hasta x Mb”, significa que la velocidad que recibiremos en casa dependerá de las condiciones de la línea y puede ser inferior. Esto ocurre cuando la tecnología utilizada es ADSL.

Velocidad real. La velocidad real es la que se mide en casa y no la teórica que se mide en la central telefónica. Cuando se indica que una conexión tiene una “velocidad real”, quiere decir en casa recibiremos una velocidad igual o muy cercana a la anunciada. Esto ocurre con el cable y la fibra óptica.

WiMax. Es la abreviatura de las palabras inglesas Worldwide Interoperability for Microwave Access, una tecnología de redes de acceso que permite la comunicación inalámbrica a través de ondas electromagnéticas (microondas). Es una tecnología similar al WiFi pero que permite mucho mayor alcance y velocidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionadas

Las Ciudades Inteligentes (“Smart cities” en inglés) están creciendo. ¿Quieres conocer más sobre ellas y lo que realmente permiten?

¿Quieres contratar un servicio de Internet en casa? En este texto te ayudamos a entender el significado de algunos conceptos que deberían sonarte 😉

icon_llamamos@2x Created with Sketch. TE LLAMAMOS
¿Te llamamos?

1He leído los términos de protección de datos

We use Cookies | More info